martes, 12 de julio de 2011

Torpeza




Recuerdo de este dibujo:


Comienzo introduciendo mi situación. Me encontraba yo en casa de Marga dibujando en mi agenda y sentada en el sofá del salón. Con Alberto, que acababa de fumarse una cachimba allí conmigo, haciendo test de conducir en la habitación de al lado. Y con Marga, su madre, a unos metros de distancia.. Únicamente separadas por una puerta acristalada.

Me dispongo a dejar la agenda en lan mesa nada más acabar este dibujo y, torpe de mi, que encima tenía encima la típica torrija de después de comer, tiro la cachimba al suelo. ¡Gracias a Dios apagada! D: Esparciendo el carbón por la alfombra de debajo de la mesa y parte del suelo de madera (de ahi que de las gracias.. podria haber quemado el salón).

Corriendo y taquicardica perdida, sacudo como puedo la alfombra y agrupo las cenizas formando un montoncito en el suelo, a fin de facilitar la limpieza. Acababa de amontonarlas cuando.. ¡Zasca! Marga abre la puerta que nos separaba y entra en la habitación con unos papeles en las manos. Automaticamente me siento en el sofá y, tapando los restos de carbón con el pie, me pongo a ordenar por encima la mesa disimulando.

Ella cruza por delante y se acerca a la ventana para leer mejor los papeles que sostenía mientras yo, nerviosa, continuo "ordenando" y rezando para que se marchase pronto de la habitación y no descubriese semejante desbarajuste. No tardó demasiado en responder a mis silenciosos ruegos y se marchó a la otra habitación ver que tal llebaba los test su hijo.

Descuido que supe aprovechar para coger un paño de la cocina y recoger las cenizas. Suspiré tranquila una vez vi como los restos de carbón se colaban por el sumidero de la cocina al tiempo que sacudía el paño.

- ¡De buena me he librado! - Pensé.. y acabé limpiando la cachimba entera y recogiendo todas las cosas de la mesa del salón.



Fin.


Nay Góngora.

lunes, 11 de julio de 2011

Un porqué




¿Cual es el sabor del desengaño?
¿A qué huele el dolor de saber que te han fallado?
¿Por qué pintamos buenas intenciones sobre una pared que trata de derrumbarse sobre nosotros?
¿Dónde quedó la honestidad y la sinceridad?
¿De qué color es la traición?
¿Por qué duele tanto estamparse contra el suelo?
¿Cuándo existirá un cristal verdaderamente transparente, y no un agujero vacío?
¿Qué tengo que hacer para que no me lastimen?
¿Qué tenemos que hacer para que no nos lastimen?
¿Cómo saber si es de verdad, o es otra quimera?
¿Por qué esto que siento me duele y me asusta, suspiro y me ahogo?
¿Quien está más predestinado sufrir?
¿Quien me dice que no es lo mismo?
¿Quien te dice que no es lo mismo, o una simple confusión?
¿Por qué siento que no puedo vivir sin tí sin a penas conocerte?
¿Será por eso que dicen..?
¿Será que me estoy volviendo loca?
¿Dónde queda la entereza del alma si con una sonrrisa se parte en pedazos?
¿Tan fragil soy en realidad?
¿Tan susceptible?

Espero que esto que escribo no lo leas nunca..
Te quiero.

viernes, 1 de julio de 2011

Sacar la Basura



Hace unos dias, un chico que acababa de conocer me enseñó una gran lección que creo que deberia compartir con todos ustedes. ¿No dicen que lo bueno hay que compartirlo? :)

Me encontraba yo algo baja de autoestíma por motivos que no alcanzo a entender, pues forman parte de mi propia esencia, tratando de comprender el porqué de mis desdichas y mala suerte.. pero sin encontrar respuesta.

Un día me miró y, sin apenas conocerme de nada ni tener demasiada confianza, me dijo:
- Esa no eres tú. Tienes que sacar la basura que llebas dentro y ser tú misma.

No le entendía muy bien, pero aún asi seguía escuchandole con la esperánza de que pudiese dar respuesta a mis frustraciones.

- Cuando la gente insulta o trata de herir, en realidad está soltando su propia mierda. La gente está llena de basura por dentro.. Como por ejemplo, esa voz que te dice "no puedes hacerlo", "estás lleno de defectos" o "eres lo peor". Tú solo tienes que creer que esa no eres tú, no hacer caso y conocerte de verdad a tí misma, quererte.

Parecía muy fácil de decir y así lo comuniqué. Pero, a la mañana siguiente, cuando me encontraba en el trabajo y mi cabecita empezaba de nuevo a ronrronear frustraciones y malestares, me dije a mi misma "No. Ya basta.." Y comencé a hacer un repaso de las cosas que se me dan bien, mis cualidades y virtudes, lo que me gusta de mí, lo que soy y cómo soy.

Y me di cuenta de que valgo mucho.. de que a pesar de la "basura" que tenía dentro tengo muchísimas cosas buenas que ofrecer. Y de que no merecía la pena lamentarme y autodestruirme con ese tipo de pensamientos que no iban a ningún sitio.

Aunque haya gente que no lo sepa apreciar quien soy y cómo soy, no me importa.. porque en aquel momento yo supe apreciarlo y vi que no dependo de nadie para poderme sentir mejor. Soy estupenda, soy especial y única. Y a quien no le guste.. pues es su opinión. Pero no dejaré que me afecte^^


Nay Góngora, sacando la basura. xD




P.D.: Gracias Sebas ;)