miércoles, 14 de diciembre de 2011

El Libro de la Energía - 04



Apartado Cuarto:
Ejercicio de concentración y uso de la energía.



Un ejercicio muy bueno y sencillo es, tapandonos los ojos para eliminar distracciones y agudizar la concentración, palpar el rostro, los brazos y finalmente las manos de otra persona.
Para ello debemos encontrarnos tranquilos y con el menor ruido posible, tratando de dejar la mente en blanco y no pensar en nada, para solo centrarnos en la energía de la persona que tengamos delante.

Nuestra mente, si se hace correctamente, comenzará a visualizar primeramente un color, puede imaginar formas, o cosas. En cualquier caso todo lo que vea, y sus cambios resultara relevante para la sintesis final. Puede que nos venga a la cabeza un lugar, como si estubiesemos alli, o un sonido, un determinado olor, o un sentimiento que nos inunde sin ser nuestro.
Puede que veamos mucho o que a penas percibamos nada, eso dependerá de nuestra perceptivilidad y de la cantidad de energía que emita la otra persona.

Todo lo que percibamos es una metáfora de su interior o de su situación actual, a la que solo la otra persona puede darle significado, incluso puede que la otra persona te lea a tí al mismo tiempo. Podriamos darle un significado nosotros mismos, pero cada persona es diferente y una misma cosa no le sugiere lo mismo a todo el mundo, como un color no transmite nunca la misma sensación a dos personas distintas.

Se trata de fundirnos y tomar una "radiografía" del otro, penetrando en su mente únicamente concentrando nuestras mentes y tocandole sus manos.



Nay Góngora, El Libro de la Energía.
P.D.: Experimento patentado por Montse Lázaro.

El Libro de la Energía - 03



Apartado Tercero:
Interacciones energéticas.


Los fenomenos paranormales forman parte de lo que podemos denominar "interacciones energéticas" y pueden ser percividos o emitidos como cualquier interacción.
Percivir algo "paranormal" no es demasiado complicado ya que la energía se encuentra en constante movimiento y cambio a nuestro alrededor.
Aunque no seamos capaces de observarla a simple vista, si que podemos ver sus efectos sobre la materia y, puesto que todo (animales, plantas y objetos) posee una energía, todo puede ser susceptible a cualquier tipo de fenomeno paranormal.

¿Puede nuestra energía propia interaccionar con la de otra persona o con la de las cosas? Por supuesto, lo hace constantemente, lo complicado es aprender a controlarlo y a utilizarlo a nuestro antojo. No obstante, existen personas con la capacidad y habilidad mental suficiente para concentrarse y lograr hacer cosas aprovechando su propia energía, o la de su entorno.
Está demostrado que el ser humano medio solo utiliza un 10% de su cerebro, el resto se encuentra latente, sin actividad mental. Es posible que estas habilidades casi mágicas en realidad formen tan parte de nosotros como el respirar, pero está latente e ignorado dentro de nuestro cerebro. Al igual que la gente normal con un bajo C.I. nace con el cerebro perfectamente formado, solo que no lo útiliza con la misma eficacia, todos nacemos con ese potencial, lo llebamos dentro, pero no todo el mundo puede usarlo de la misma forma y en la misma medida.

Sentir cosas que otros no sienten, ven, oyen, presentir que sucederán cosas que aún no han ocurrido, provocar calambrazos a voluntad aprovechando nuestra propia energía electroestática, doblar metales, o incluso hacer levitar algunos objetos. Si crees que puedes tener alguna habilidad, por fantasiosa que parezca, no dudes en trabajar con ella para aprender a usarla y controlarla. Es un gran don.



Nay Góngora, El Libro de la Energía

El Libro de la Energía - 02



Apartado Segundo:
Alma, cielo o dimensión.

Remontandonos a la época e los grandes filosofos y a sus teorias, nos daremos cuenta de que ningún filosofo griego negó la existencia del alma.
La teoría de Platón, por ejemplo, concibe el alma como principio del conocimiento racional, defiende su inmortalidad y dice que el hombre es el único ser racional y, por tanto, con alma.
Hoy en día su teoría tendría cierto sentido si cambiamos la palabra "alma" por energía.
El impulso electrico que se transmite por nuestras neuronas es nuestra energía, la cual es inmortal (ya que ni se crea, ni se destruye) y forma parte intrinseca del ser humano.
Otras teorías, como la que plantea el filosofo Aristóteles, aportan un mayor significado a la energía al definirla directamente como "el principio de vida".
El alma como lo que da vida a un ser humano, sin la cual no viviría y que forma parte de todos los seres vivos, sean o no racionales.

En realidad todo está cargado de energía, desde las personas, los animales, la maceta de tu ventana, a cualquier objeto u cosa que puedas llegar a imáginar. Ya que poseen diferentes tipos de energía que manifiestan de diferentes formas, como la energía potencial, la electroestática, radiación, etc.

¿Significaría esto que, al entender el alma como energía, no existe "el cielo" del que nos habla la religión después de la muerte? Bueno, si tomamos como ejemplo el mundo de las ideas de Platón y lo comparamos con la idea de Cielo que enseña la Iglesia católica es más que evidente la existencia de innumerables semejanzas. Como por ejemplo, que a ambos "mundos" solo acceda el alma tras dejar el cuerpo, mero lastre para la energía. O la existencia de un Dios o Idea Subrema, en este caso la idea de Bien, que da sentido al resto de cosas y sin la cual no podria existir nada.
Pero esto no significa que la religión cristiana sea la verdadera, o que se deseche por plagiar la filosofía platónica. Simplemente hacen referencia a la llamada "dimensión energética", que convive con nosotros en otro plano y que, en ocasiones, podemos percivir. Llamándola de otra forma al igual que llamaron alma o idea a lo que hoy conocemos con el nombre de energía.

Quien sabe, a lo mejor el Cielo no está allá arriba, sino que se encuentra a nuestro alrededor conviviendo con nosotros en un mismo espacio pero en distinta dimensión. E intentando interaccionar con nosotros a través de esos fenómenos paranormales. Al fin y al cabo, nosotros no podemos ver la energía, solo sus efectos o manifestaciones físicas sobre la materia.



Nay Góngora, El Libro de la Energia

El Libro de la Energía - 01





Breve Introducción:
La base científica


Partiendo de la base científica "La energía ni se crea ni se destruye, únicamente se transforma" podemos llegar a preguntarnos ¿Qué ocurre con la energía del ser humano cuando muere su cuerpo, si la energía no puede morir? ¿Dónde va a parar?



Apartado Primero:
La energía del cuerpo humano.

Si os documentais un poco sobre los lugares en los que, ya sea mediante la observación o detección de los sentidos o por la medición de instrumentos y aparatos especializados, se han detectado casos de actividad paranormal, vereis que han sido escenarios donde se han producido fallecimientos en el pasado o hechos históricos como bombardeos, guerras, etc. de una marcada mortandad o grandes tragedias.

En realidad, no suceden estos sucesos sólo en lugares tan tristemente marcados, la energía impregnada es proporcional al número de fallecidos. Y cuanta más energía tenga un lugar, más fácil resulta su detección.

Basándonos en la observación y medición de los sucesos paranormales, podemos concluir que la propia base científica explica su manifestación y existencia.
La energía del cuerpo muerto que se desprende del mismo, de alguna forma, queda impregnado en el lugar. Y, dependiendo de la receptividad y sensibilidad que tengamos (o tengan los aparatos medidores) nos resultará más fácil o dificil de detectar.




Nay Góngora, El Libro de la Energía

sábado, 26 de noviembre de 2011

SE BUSCA



Había una vez una chiquilla a la que parecían perseguirle todos los
zumbados de su
ciudad. Fuese donde fuese siempre acababa encontrandose
con alguien que le hablaba de la
energía, de espíritus, de maldiciones, de
exorcismos, o cosas por el estilo.


Una tarde salió de casa, pues había quedado con un amigo, se hizo muy
tarde y acabó
durmiendo en casa de sus padres. Este dato se hace relevante
en la historia ya que, al regresar
a su casa al día siguiente, un compañero de
piso le preguntó extrañado:


- Oye, ¿Qué te pasaba anoche?
- Nada, ¿Por qué?
- Porque te vi de pié en el pasillo, como apoyada en el cesto de la ropa sucia,
te dí las buenas
noches y no me saludaste.
- Pero si yo anoche no dormí en casa, salí a eso de las 5 de la tarde y acabo de
volver ahora.
Eso es imposible.
- Pues yo te vi. Ahi parada, como con un pijama o un camisón blanco y el pelo
suelto, aunque..

- ¿Qué?
- Espera un momento.. si que parecía tener la cara mas redonda, como más
ovalada que tú.


Aquello hizo que se plantease dos cosas; una: podía haber un fántasma,
una chica que se le
parecía, viviendo en su casa. O dos: Su compañero de piso
se había vuelto loco...

O lo haía soñado a pesar de que asegurase estar despierto.
No obstante, la muchacha decidió seguir con su vida y dejar de darle
importancia al asunto.


Ya casi nadie recordaba la anectótica y fantasmagórica confusión cuando...

- ¿Qué hacías con la luz encendida de tu habitación? ¿No podías
dormirte? - Preguntó otra
chica, su otra compañera de piso.- esque vi luz
encendida, me acerqué y me pareció verte
sentada en la cama a través de la
rendija de la puerta. Pero cómo no sabía si te pasaba algo,
no quise molestar.
- ¿otra vez? Anoche me quedé a dormir en casa de mi novio- respondió la
chiquilla.- Y dejé
la puerta de mi habitación bien cerrada, con las luces apagadas.
¿Qué pasa aquí?

- Tendremos una niña en la casa.- exclamó.

La verdad es que la muchacha ya no sabía que pensar. ¿Estarían gastándole
una broma?
pero, de ser asi ¿Por qué esperar tanto tiempo para volver a ver
a la "chica fantásma" si era
una broma y ella ya ni lo recordaba?
La muchacha contó esa misma tarde la anécdota a su
novio, el más esceptico
del mundo para esas cosas.


Él rió con ella y ambos llegarón a la conclusión de que lo más probable era
que estubiesen
intentando gastarme una broma para darme un susto.
¡Que tontería! ¡Se les ve a la legua!


Ambos planeaban una noche romántica en la casa de la muchacha.
Llegada la fecha,
emocionados y aún más enamorados, las cosas estaban
saliendo a pedir de boca.

Ya bien entrada la noche, el chico fué a la cocina a beber un poco de agua
cuando, al final
del pasillo, justo antes de llegar al salón, vió ante su ojos una
de las imágenes que más le
habian asustado y que menos podía llegarse a
imaginar, la niña.


Del susto retrocedió golpeandose contra la pared del pasillo. Su novia escuchó
el golpe y fué a
buscarlo para ver qué había sucedido.Aún estaba hiperventilando,
con el pulso acelerado y
los ojos como platos.

- ¿Que ha pasado? ¿Y ese golpe?
- ¿Lo has oido? No te vas a creer lo que me ha pasado... lo que he visto.
Ni yo mismo acabo de creermelo.


Cuando el chico se lo contó, ella pensó para sí misma "vale, no era una broma.
Hay algo, o mejor dicho... alguien, en casa". Ella volvió al salón y examinó si había
algo que
podria haberse confundido con un espectro por su forma o color, pero no
había nada.
Y él decía haber visto su rostro con tanto detalle..aquella noche les
costó acabar de dormirse.
Y ambos acordaron que aquel avistamiento quedase
en secreto. ¿Quien iba a creer en esas
historias? ¡Los tomarían por locos!

Una vez más el tiempo pasó, ya casi dos meses, de forma tranquila. Aunque ella
ahora pasaba
mucho menos por su casa y dormía más a menudo en la de su novio.
Todo estaba tranquilo, pero era normal... ya no vivía en esa casa, bueno, o al
menos
extraoficialmente era asi.

Su relación con el muchacho se fortificó y tabién tenía una buena relación con sus
suegros
y su cuñada. Ya era como de la familia.
Un día, al despertarse fué al salón. Era su día libre y no tenía que irse a trabajar,
asi que
se sentó en el sofá junto a su suegra.

- No te vas a creer lo que me ha pasado.- exclamó la mujer.
- ¿El qué? - preguntó la chiquilla esperando que le contase alguna anecdota
durante las
compras o algo por el estilo.
- Que me he despertado, me he sentado en este sofá y he visto una cosa delante
de esa puerta,
de la puerta del pasillo.
- ¿El qué?¿Un bicho? - Ya ni recordaba lo sucedido ¿cómo iba a relacionarlo
después de tanto tiempo, y en esa casa?

- Peor, a una muchacha morena, con el pelo un poco más largo que el tuyo.
Se te daba un aire...
pero tenía la cara diferente, como más ovalada que tú.
Y vestía con una especie de pijama
blanco, olguero.

No acababa de entenderlo ¿Qué hacía esa niña en la casa de su novio?
Su suegra no sabía nada a cerca de aquel espíritu ¿Cómo podía haberla descrito
con tanto
detalle y de identica forma? No quedaba otra explicación posible, la
había visto de verdad.
Y era ella.

- Aunque lo que me llamó la atención de ella fué que era muy alta. - Añadió
la mujer-
casi chocaba con el dintel de la puerta.
- ¿Pero pudiste verle las piernas? a lo mejor estaba por encima del nivel del suelo.
- Es posible, puede que estuviese levitando. No se le veian las piernas, o al menos
no me dí
cuenta...

Llegado a este punto la chiquilla concluyó: Si fuese un fantásma atado a su casa
no aparecería
en la de sus suegros, asi que,o aquel ente provenía de otro lugar y
estaba rondandola a ella,
o por alguna razón y siendo de su casa, le había cogido
especial apego a la muchacha y ahora
se dedicaba a acompañarla.
Tal vez se tratase de un desdoblamiento de su propia energía, esa de la que tanto
le habían hablado,
o de una vida pasada que se escape y se "pasee" de vez en
cuando fuera de su cuerpo.


No era familiar, ni tampoco conocida. Entonces ¿Quién o qué es esa niña?
Lo único que tenía claro es que aquel ser de otro mundo, era real. Y estaba con ella.



¿Me ayudais a ponerle un nombre?¿Conoceis su identidad?

---SE BUSCA---
SEXO: FEMENINO
EDAD: 14-22 AÑOS
DESCRIPCIÓN: PIEL CLARA, PELO OSCURO A MEDIA MELENA, ONDULADO. COMPLEXIÓN DELGADA, CARA OVALADA. VISTE UNA ESPECIE DE PIJAMA LARGO O CAMISÓN BLANCO.

ESTADO ACTUAL: FALLECIDA.


Nay Góngora

viernes, 25 de noviembre de 2011

"Me lo pido"


Mig: ¿Me has puesto un "me lo pido" en el poster de los Maiden?

Nay: Emmm... esto... xDDDDD

Mig: Bueno, la verdad es que si me tuviese que pedir un disco no sería ese precisamente...

Nay: Esque tenía la pegatina en la mano y pense.."ahi! que no se ve mucho"

Mig: Pues la verdad que es lo primero que he visto... He pensado "hay algo raro en el poster y no se qué es" pero tu verás... Ver la caja esa levitando encima de la cabeza de Bruce Dickinson.. xDDDD


(...)

Varios minutos después y sin venir a cuento..

(...)


Mig: ¡Y parece que el guitarrista está tocandolo!

Nay: ¿eing?

Mig: Que parece que el guitarrista es el que esta diciendo que se lo pide xDDD

Nay: Oh Dios.. xDDDD




Nay Góngora, basado en hechos reales e.e

miércoles, 12 de octubre de 2011

Musica de Ambiente



Fundidos en un significativo abrazo, sentía tu calor envuelto del suave aroma a regaliz que dejaba el humo de la cachimba.

Sentados en el borde de la cama, sintiendo que el tiempo se detenía ara nosotros dejandonos disfrutar de la ocasión.

Tiernamente nos miramos a los ojos durante unos segundos, segundos rotos casi cual suspiro al oirte pronunciar un "te amo". La frase más bonita que podría salir de tus labios.

Acariciando mi espalda, siento como rozas mis labios con los tuyos unos instantes antes de fundirnos en un profundo beso de amor.

Todo parecía perfecto. Tú, Yo.. ¿Para qué más? Absortos y entregados el uno por el otro. Lentamente separámos nuestros labios. Nos mirámos emocionados. ¿Existia algo más?¿Cómo mejorar eso?

Temía despertar del sueño, pero esta vez no. Esta vez era real. Y felices nos sonrreimos dejando paso a la banda sonora que fortuitamente se entrometía en nuestra romántica escena:


-GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGRRRRRR!!!!




U.U" Gracias David. Tu gigantesco eructo, que retumbaba desde la cocina, se ha cargado el momento. Pero bueno, jeje. Ahora es un momento que nunca olvidaremos. xD Jajajajaja

martes, 12 de julio de 2011

Torpeza




Recuerdo de este dibujo:


Comienzo introduciendo mi situación. Me encontraba yo en casa de Marga dibujando en mi agenda y sentada en el sofá del salón. Con Alberto, que acababa de fumarse una cachimba allí conmigo, haciendo test de conducir en la habitación de al lado. Y con Marga, su madre, a unos metros de distancia.. Únicamente separadas por una puerta acristalada.

Me dispongo a dejar la agenda en lan mesa nada más acabar este dibujo y, torpe de mi, que encima tenía encima la típica torrija de después de comer, tiro la cachimba al suelo. ¡Gracias a Dios apagada! D: Esparciendo el carbón por la alfombra de debajo de la mesa y parte del suelo de madera (de ahi que de las gracias.. podria haber quemado el salón).

Corriendo y taquicardica perdida, sacudo como puedo la alfombra y agrupo las cenizas formando un montoncito en el suelo, a fin de facilitar la limpieza. Acababa de amontonarlas cuando.. ¡Zasca! Marga abre la puerta que nos separaba y entra en la habitación con unos papeles en las manos. Automaticamente me siento en el sofá y, tapando los restos de carbón con el pie, me pongo a ordenar por encima la mesa disimulando.

Ella cruza por delante y se acerca a la ventana para leer mejor los papeles que sostenía mientras yo, nerviosa, continuo "ordenando" y rezando para que se marchase pronto de la habitación y no descubriese semejante desbarajuste. No tardó demasiado en responder a mis silenciosos ruegos y se marchó a la otra habitación ver que tal llebaba los test su hijo.

Descuido que supe aprovechar para coger un paño de la cocina y recoger las cenizas. Suspiré tranquila una vez vi como los restos de carbón se colaban por el sumidero de la cocina al tiempo que sacudía el paño.

- ¡De buena me he librado! - Pensé.. y acabé limpiando la cachimba entera y recogiendo todas las cosas de la mesa del salón.



Fin.


Nay Góngora.

lunes, 11 de julio de 2011

Un porqué




¿Cual es el sabor del desengaño?
¿A qué huele el dolor de saber que te han fallado?
¿Por qué pintamos buenas intenciones sobre una pared que trata de derrumbarse sobre nosotros?
¿Dónde quedó la honestidad y la sinceridad?
¿De qué color es la traición?
¿Por qué duele tanto estamparse contra el suelo?
¿Cuándo existirá un cristal verdaderamente transparente, y no un agujero vacío?
¿Qué tengo que hacer para que no me lastimen?
¿Qué tenemos que hacer para que no nos lastimen?
¿Cómo saber si es de verdad, o es otra quimera?
¿Por qué esto que siento me duele y me asusta, suspiro y me ahogo?
¿Quien está más predestinado sufrir?
¿Quien me dice que no es lo mismo?
¿Quien te dice que no es lo mismo, o una simple confusión?
¿Por qué siento que no puedo vivir sin tí sin a penas conocerte?
¿Será por eso que dicen..?
¿Será que me estoy volviendo loca?
¿Dónde queda la entereza del alma si con una sonrrisa se parte en pedazos?
¿Tan fragil soy en realidad?
¿Tan susceptible?

Espero que esto que escribo no lo leas nunca..
Te quiero.

viernes, 1 de julio de 2011

Sacar la Basura



Hace unos dias, un chico que acababa de conocer me enseñó una gran lección que creo que deberia compartir con todos ustedes. ¿No dicen que lo bueno hay que compartirlo? :)

Me encontraba yo algo baja de autoestíma por motivos que no alcanzo a entender, pues forman parte de mi propia esencia, tratando de comprender el porqué de mis desdichas y mala suerte.. pero sin encontrar respuesta.

Un día me miró y, sin apenas conocerme de nada ni tener demasiada confianza, me dijo:
- Esa no eres tú. Tienes que sacar la basura que llebas dentro y ser tú misma.

No le entendía muy bien, pero aún asi seguía escuchandole con la esperánza de que pudiese dar respuesta a mis frustraciones.

- Cuando la gente insulta o trata de herir, en realidad está soltando su propia mierda. La gente está llena de basura por dentro.. Como por ejemplo, esa voz que te dice "no puedes hacerlo", "estás lleno de defectos" o "eres lo peor". Tú solo tienes que creer que esa no eres tú, no hacer caso y conocerte de verdad a tí misma, quererte.

Parecía muy fácil de decir y así lo comuniqué. Pero, a la mañana siguiente, cuando me encontraba en el trabajo y mi cabecita empezaba de nuevo a ronrronear frustraciones y malestares, me dije a mi misma "No. Ya basta.." Y comencé a hacer un repaso de las cosas que se me dan bien, mis cualidades y virtudes, lo que me gusta de mí, lo que soy y cómo soy.

Y me di cuenta de que valgo mucho.. de que a pesar de la "basura" que tenía dentro tengo muchísimas cosas buenas que ofrecer. Y de que no merecía la pena lamentarme y autodestruirme con ese tipo de pensamientos que no iban a ningún sitio.

Aunque haya gente que no lo sepa apreciar quien soy y cómo soy, no me importa.. porque en aquel momento yo supe apreciarlo y vi que no dependo de nadie para poderme sentir mejor. Soy estupenda, soy especial y única. Y a quien no le guste.. pues es su opinión. Pero no dejaré que me afecte^^


Nay Góngora, sacando la basura. xD




P.D.: Gracias Sebas ;)

martes, 21 de junio de 2011

Simplemente...

www.youtube.com/watch?v=Ymg5S2Y8-z4&feature=player_embedded#at=213

www.youtube.com/watch?v=OBo1z6QSMcA&feature=related






:(:

sábado, 30 de abril de 2011

El tio de la puerta


Había una vez una familia de 5 hermanos (2 niños y 3 niñas) que vivian con sus padres y abueños en un cortijo. Como la casa no era muy grande, dormian los chicos juntos en una habitación y las niñas en otra.

El segundo hermano pidió a los padres que les cambiasen la habitación por la de las chicas, según decía, no dormia a gusto allí.. veía cosas extrañas por la noche y no podia dormir.
Pero su madre le respondia siempre que eran tonterias que estaba inventandose para asustar a las niñas, sus hermanas menores, y que no había nada en la casa. Asi que, ¿Para que cambiar las habitaciones?
Tanta fué la guerra que daba aquel chico que, con tal de que se callase, acabaron intercambiando los dormitorios.

A pesar de eso, mamá se metía a dormir temprano a su cuarto (Que era el que se encontraba en frente, en el fondo, al otro lado del pasillo) y cerraba la puerta por dentro.. incluso ponía toallas en la rendija de la puerta. Ella decia aquello de "Es para que no entren bichos, que estamos en un cortijo" Aunque, un día, la tercera hermana.. que era la mayor de las niñas, le respondió diciendole:

- Pero mamá, ¡si hay mas bichos dentro de tu cuarto que fuera!

Y ella no supo que responderle.

Una noche la hermana mayor se despertó y vió alguien parado de pie enfrente de la puerta, con las manos puestas en jarra sobre las caderas. Se asustó y se tapó la cabeza con las sábanas.. Asi pasaron varios dias, pero ella no decía nada.
Luego le empezó a pasar a la hermana de enmedio, y después a la pequeña. Pero las chicas guardaban silencio y ninguna lo decía.

Un dia, no sabemos como salió el tema, comenzaron a hablar.. y se dieron cuenta de que todas habian visto lo mismo.
Lo dibujaron cada una por su lado.. y los dibujos coincidian. El mismo hombre, en el mismo sitio, con la misma postura.. y con las mismas ropas.

Se lo dijeron a su madre y el hermano les dijo eso de:
- ¡Veis! os dije que era cierto!

Pero mamá le pegó un cachetazo por meterles "ideas raras" en la cabeza a las niñas.. y hacer que no durmiesen. Volviendo a decir que eran solo imaginaciones y que por culpa de las historias de su hermano ahora se imaginaban cosas extrañas.

Luego ellas crecieron, se mudaron de casa, se casaron, independizaron y tubieron hijos.
Ya mayores, (tendria yo unos 6 años o por ahi) la abuela les reconoció en la nueva casa (a la que iban las 3 hermanas y nos llebaban a las primas a comer y pasar la tarde los fines de semana) que ella tambien lo habia visto.. aunque ellas ya sabian que no eran imaginaciones, que todo había sido cierto.

Estas historias las contaban alli, en la casa, como anecdotas familiares y nos las contaban a nosotras (las primas, sus hijas).

Fin.^^

domingo, 24 de abril de 2011

Solo son Historias



Habia una vez una escritorcilla aficionada a escribir en su blog de internet. Un dia de insomnio, o mejor dicho, una noche.. comenzó a escribir inspirada una historia a la que denominó "Breve Historia de Desamor". Viendo que le habia quedado bastante extensa, la dividió en dieciseis capitulitos que programó para que fuesen subiendose poco a poco en varios dias.

Pronto la gente comenzó a leer su historia y a quedarse enganchados a ella. Y, con sus lecturas, llegaban los comentarios en forma de mensajes privados y las criticas jocosillas de ilus@s que, creyendola real, comentaban entusiasmados que ¡Aquella escritorcilla estaba públicando su vida en un blog de internet! ¡Que culebrón!

Pobres ilus@s cegados de malas intenciones que solo pretendian reirse de las desgracias de esta muchacha y de las desgracias ajenas.. porque, mientras ell@s reian, la escritorcilla se encontraba feliz, con su pareja, y sonrriendo orgullasa de su obra. Habia logrado engancharles con su historia de tal manera, se habian metido tanto en ella, que habian olvidado precisamente eso.. Que, solamente, era una historia.




Jajajaja.. A veces un cuento puede parecer real, y la realidad mostrarse tan fantástica que parezca un cuento. Nunca dejeis de crear. ^^ Nay Góngora, feliz y en casa de su Albertico :)

miércoles, 20 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 16




Capitulo 16 - Amor.


Llegamos a Almería y su madre estaba esperando para recogernos en
la estación. Al llegar a casa abrimos las maletas para sacar las compras
que habíamos echo, como teníamos tradición de hacer. Se nos hizo tarde
y me dijo que me quedase a dormir.

A la mañana siguiente volví a notar como si se encontrase incómodo por
tenerme allí. ¿Pero por qué me pides que me quede sin no quieres que lo
haga? me preguntaba en la cabeza. ¡¡Maldito niño indeciso!!

Aún con miedo, ya que no sabía si debía preguntarlo, al final me atreví a
hacerlo y se lo solté.

- ¿Qué te pasa? vuelves a estar raro..

- No lo sé - Volvió a responder, como de costumbre. Aunque solo era la
respuesta previa a su verdadera contestación - Que pienso que
estaríamos mejor como amigos que como novios. ¡Mira en Sevilla!
estubimos geniales, nos lo pasamos genial..

- ¿Te agobiaste?

- No, eso es lo que te quería decir. Que tampoco hicimos nada así de..
novios. Y aún asi estubimos genial los dos juntos.

- Bueno, eso de que no hicimos nada de novios..

- ¡Está bien! pero me has entendido.

- Si.. pero tu también me entendiste cuando te dije que no quería ser
tu amiga. O novia o nada. Y que si decides darme la patada no habrá
vuelta atrás. Me habrás perdido para siempre.

- Lo sé.. pero no quiero eso. No quiero perderte, quiero ser tu amigo.

- Pues yo no. Y estaría bien que por una vez no me mareases, tomases
una decisión y apechugases con ella. Porque no me gusta que jueguen
conmigo. - Le respondí ya cansada.

- Es que eres muy extricta. ¿Todo tiene que ser o blanco o negro?

- Para esto sí. No se pueden tener tetas y sopas. O conmigo.. o sin mi.
Si seguimos juntos te seguiré dejando tu libertad, si no. No quiero que
vuelvas a buscarme, ni me hables, nunca más.

- Si en parte sigo pensando asi es por que en el fondo creo que volverias..

- Pues no, te equivocas. Esta vez te equivocas.

Y después de estar toreandome durante todo el día, me pidió que me fuese
a casa. Acabando con nuestra relación y dejandome echa añicos. Solo
habían pasado cuatro meses y poco desde que empezamos a salir, y en
estos cuatro meses había llegado a sentir por él más que por nadie en
el mundo.. quizá por eso me dolía tanto, quizá por eso decidiese escribir
esta pequeña historia. Para darme cuenta de todo el Amor que llegué a
sentir y demostré en todo momento, y como él fue pisandolo hasta tirarlo
a la basura.


- Fin -


Nay Góngora, Breve Historia de Desamor.

martes, 19 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp15



Capitulo 15 - El Viaje.


El viaje en tren fué tranquilito, largo.. pero tranquilo. Como novedad,
solía ser yo quien se quedaba dormida en los trayectos.. pero en esta
ocasión, se me quedó frito con los pies tendidos encima de mis piernas
y la cabecita apoyada en mi hombro. Mientras, yo me dedicaba a
fotografiar todo paisaje que me llamaba la atención por la ventanilla.

Me atrevería a decir que, si no el mejor, fué uno de los mejores viajes de
mi vida. Congenié genial con la novia de su hermano, hice nuevos amigos,
visité muchos lugares, alguna que otra iglesia y sitio cofrade, y él estubo
en todo momento atento y cariñoso ¿Qué más podia pedir?

Aún así, no me sacaba de la cabeza aquella conversación que tubimos
dias atrás.. en la cual me decía que solo quería ser mi amigo y a la que le
respondi con un "yo no, no soportaría seguir a tu lado sabiendo que no
estás conmigo y viendo como rehaces tu vida con otra persona. Si me
dejas, no quiero volverte a ver nunca más. No quiero ser tu amiga, quiero
ser tu novia"; Aquello me asaltaba la cabeza cada vez que él se ponía
demasiado cariñoso. Se lo llegué a decir en cierta ocasión en el hotel..
cuando se calentó más de la cuenta y le apartaté la cara al
querer darme un beso.

- ¿No decías que querias ser mi amigo? ¿en qué quedamos? yo quiero
besos de mi novio, no de mi amigo. Y cuando haga algo.. quiero hacer el
amor. Porque si quisiese echar un polvo no estaría aqui contigo.

Lo entendió perfectamente. Justo antes de irnos del recinto del Salón,
me cogió de la mano y le dejó mi cámara de fotos a un chico.
No entendía muy bien lo qué queria hacer, pero bueno.. me dejé.
Él me cogió
abrazandome y me dió un beso en los labios, justo
antes de salir.
Inmortalizando el momento.

- Esque no teniamos ninguna foto así, juntos en Sevilla. - exclamó.

Me sentía muy feliz porque todo estaba saliendo genial y estábamos
tan cómodos juntos... parecía como si todo se hubiese solucionado.
Pero solo lo parecía.



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor.

lunes, 18 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp14




Capitulo 14 - Preparando un Viaje.



Había estado mareandome con un viaje de fin se Semana al Salón
del Manga de Sevilla, y no fué menos durante aquella semana de
"libertad". Yo me trasladé a mi casa y dije de no llamarle ni quedar
con él a no ser que me buscase. Y así lo hizo, llamandome un par de
veces y viniendome a visitar a casa.

El día que me visitó quiso quedarse a dormir. Después de más de
una semana mareandome con "ven conmigo a Sevilla" "no vengas
a Sevilla" "ven conmigo a Sevilla" "no vengas a Sevilla" "ven
conmigo a Sevilla".. me volvió a decir eso de:

- Tengo miedo.

- ¿A qué? - Le respondí aún sabiendo cual sería su respuesta

- A que me agobie, o lo que sea. Cuando ya estemos allí.. no sé si
sería bueno que fuesemos juntos.

- Yo tampoco, pero vamos a ir. Te has pasado la semana entera
mareandome y ya me he cansado. Asi que, me quedaré con lo
último que me dijiste.. y lo último que me dijiste fué que te
acompañase. No hace falta que te comportes allí como mi novio si
no quieres.. vamos cada uno por nuestro lado y ya está. ¡¡Juntos
pero no revueltos!! - le decía añadiendole tono de humor al asunto -
Asi que tranquilo que por mi parte no pienso agobiarte.

- Está bien.. - me respondió devolviendome la sonrrisa.


A la mañana siguiente me llamó extresado unas tres o cuatro veces
pidiendome ayuda para hacer su Cosplay ¡¡El Salón del manga es
mañana!! ¿Lo dejaste todo para última hora? Aún así me di una vuelta
por diferentes tiendas y conseguí lo que necesitaba para hacer su traje.

- Por favor, ven en cuanto puedas a mi casa - me decía
desesperado - necesito tu ayuda. Por favor, ven y ya te quedás a
dormir aqui.

- Vaaale, pero tranquilizate. Que nos dará tiempo.

Preparé en casa mi maleta deprisa y corriendo, cogí la bolsa con las
cosas que le había comprado y salí a buscarle.



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor

domingo, 17 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp13



Capitulo 13 - Libertad



Aquella noche volvió a ser el chico atento y cariñoso que había
tenido por novio y, hasta llegó a hacer que me olvidase de sus
impulsos e indecisiones, para solo sentirnos él y yo.

Nos acostamos juntos y luego se quedó abrazado a mí en silencio.
No era nada extraño en él, sin embargo notaba que algo no iba del
todo bien..

- ¿Qué te ocurre? estas.. raro... - le pregunté.

- No lo sé.. de repente, no me he sentido muy bien.

- Te lo dije, que no hicieras nada que no quisieses hacer..

- Si yo si quería, pero.. no sé.

Y comencé a bromear con él cambiandole de tema para intentar
que se olvidase de lo que estubiese pensando. Prontó se
tranquilizó, o al menos eso parecía desde mi punto de vista, y me
dijo:

- ¿Sabes? tenemos que aprovechar el tiempo que nos quede
juntos.. porque no sé si serán dos meses, dos semanas o dos dias.
Y yo de ti, los aprovechaba.

- De eso nada.

- ¿Qué? - me miraba sin tentender mi respuesta.

- Pues que si estas asfixiado no pienso hacerlo aún más. Te dejaré
tu libertad. Nos veremos de vez en cuando y cuando tú quieras. Solo
llámame y ya está. Y si algún día por lo que sea no te apetece
quedar.. no pasará nada, no estás obligado a verme. - respondí
mientras le ofrecía una cordial sonrrisa.

- Bueno.. - me dijo devolviendome la sonrrisa - Al menos así
duraremos más..

y me dió un fuerte abrazo antes de coger su postura de irse a
dormir, mientras yo no perdía mi sonrrisa.

- Por cierto, ¿qué pasará con el viaje a Sevilla? - Preguntó justo
antes de dormirse.



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor.

sábado, 16 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 12



Capitulo 12 - ¡decidido!


Al llegar encontré la mesa puesta y la familia esperandome para
cenar, cosa que me desconcertó bastante. Me senté a la mesa y
cené como otras veces había echo, en familia. Pero esta cena fue
mucho más silenciosa de lo habitual.

Al acabar la cena me pidió que le acompañase y ambos entramos
a su habitación, la cual, estaba como siempre. Me senté sobre la
cama y él a mi lado. No sabía que hacer o qué decir.. pero al final
de aventuré a preguntarle.

- ¿Qué quieres? ¿Por qué me has echo venir?

- mmm.. verás... - se veía que él tampoco sabía muy bien como
hablarme - yo te quiero, pero no puedo dejar de sentir que ya no
vamos a ninguna parte. No sé lo que me pasa, y no sé que hacer.

- Pues es fácil, si me quieres no me dejes.. ¿necesitas espacio? yo
te lo doy. ¿te agobias? te dejo libertad.. ¿Qué más necesitas?

- No sé.. pero para mi no es tan facil. Puede que el problema
fuera que nunca me llegué a enamorar de verdad.. y que ahora
tenga prisa por encontrar a la parsona adecuada. Pero por otro
lado.. - Intentaba explicarse mientras mi corazón daba un vuelco y
se resquebrajaba aún más - Por otro lado no quiero perderte. Y sé
que si te dejo te habré perdido para siempre.

- ¿Y qué vas a hacer? - dije con la voz entrecortada

- Podemos intentarlo.. no sé si durará dos méses, dos semanas o
dos días. Pero aprovechemos el tiempo que nos queda. ¿te
parece?

- Entonces.. ¿seguimos a delante? - pregunté sin acabar de
creermelo.

- Si..

- Esta bien - le respondí devolviendole la sonrrisa.

- Anda, ven aqui.

Estrujandome con un fuerte abrazo se le veía decidido, aunque yo
no podía cerrar los ojos, pues sabiendo lo impulsivo que era ¿Quien
me decía a mi que no volvería a cambiar de opinión?



Nay Góngora, Breve Historia de un Desamor.

viernes, 15 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 11



Capitulo 11 - Contrariada.


- Debo de estar loco porque teniendo una novia como tú, que me
quiere tanto como para decirme estas cosas no me basta y no me
siento del todo feliz. Pero... ven esta noche a mi casa después de
tus clases.

Y me giré para irme cuando me llamó..

- Ah! ¡Y espera! - y girandome me dió un beso en los labios - suerte
en el examen..

- G-gr-gracias..- le respondí contrariada. Me di la vuelta y bajé al
instituto aún temblando por la situación.

Cuando salí subí hasta su portal pero no me atrevía a tocarle al portero.
Estando en la puerta vi a una chica pasar casi llorando acompañada del
que parecía su novio, ella se me había quedado mirando y la seguí
también yo con la mirada hasta ver que se paró unos metros más
adelante. El chico entró a una tienda y aproveché para acercarme.

- h-ho-hola.. ¿Estas bien? - le pregunté.

Ella me contó que habia discutido con su chico y quiso interesarse
tambien por mi. La verdad es que necesitaba soltarlo y desahogarme,
asi que le conté sin mucho detalle unas pinceladas de mi situación y le
expliqué que no sabía que hacer.

- ¡Yo si que debo de estar loca para contarle mi vida a la primera
desconocida que me encuentro por la calle! - pensé para mi misma..

La muchacha estaba a punto de aconsejarme cuando vi que él bajaba
de casa de sus abuelos camino del portal.

- vaya, ahi viene. Ese es mi novio.. o lo que sea - le dije.

Al llegar a nuestra altura se paró a saludar y se quedó esperando a que
acabase la conversación para subir con él a su casa. Pero obviamente la
conversación se habia interrumpido. Me despedí de la muchacha y entré
con él a su portal.



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor.

jueves, 14 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 10



Capitulo 10 - Una petición desesperada.


Dos semanas de altibajos y una semana y media geniales hasta que, de
la noche a la mañana, le volvió a dar el punto raro.

Siempre había sido el quien me buscaba, me llamaba y me pedia que me
quedase con él.. desde antes de ser novios y ahora decía que estaba
agobiado. Que necesitaba libertad.

Obviamente le dije que se la daba. Pero el me respondió usando una
metáfora que solía usar yo para hablar de otros temas "Cuando un huevo
esta frito.. no lo puedes desfreir. Y yo estoy muy frito..."
No quería seguir a mi lado y los únicos motivos que me dió fueron:

- Esque estoy muy agobiado.. Cuando no estoy contigo me acuerdo de ti y
te echo de menos, pero cuando estoy contigo siento que necesito libertad.
Además, no quiero volver a hacerte daño. No lo soportaría.

Motivos que le desmonté al decirle que le daba libertad, que me iría a vivir
a mi casa y que solo nos veriamos en fin de semana o cuando él quisiera
verme. Y que me hacía muchisimo más daño dejandome que todo el daño
que me pudiese hacer con otra persona. Pero aún así no cambió de idea..

- ¿Me quieres? - le pregunté

- muchisimo, claro que te quiero. Pero no estoy enamorado de ti, y necesito
libertad.

- Pues si me quieres tanto como dices, no me dejes.. no me dejes hasta que
no dejes de quererme. Porque prefiero darte tu libertad, TODA la libertad
que necesites o quieras.. y seguir luchando a tu lado hasta que no me quede
más esperanza. Hasta que me digas un "no te quiero" y no me quede nada
más que aceptarlo.

- ¿Pero cómo te voy a hacer eso? ¿cómo me vas a dar esa libertad? ¿Sabes
lo que estas diciendo?

- Si.. Pero tambien sé que me duele muchisimo más perderte

- No lo hagas.. no te rebajes de esa manera por mi. No merece la pena.

- No me rebajo, lucho por lo que quiero. Y te quiero a ti, quiero seguir a tu
lado. Te lo pido por favor, si de verdad me quieres tanto como dices.. no
me dejes.




Nay Góngora, Breve Historia de Desamor

miércoles, 13 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 9




Capitulo 9 - Dudas.


Me insultó como la cria que es y a mi me dió la risa. ¡Con lo facil
que era haberla hundido o haber conseguido que le diesen una
paliza solo contando lo que me había echo.. suerte para ella el que
no sea vengativa.

¿En cuanto a él? Estubo un tiempo siendo el novio ejemplar hasta
que volvió a ser el niño descuidado que era antes.

De vez en cuando metía la pata y me recordaba sin querer lo
sucedido, o cosas que me lo recordaban, y me volvia a hundir.
Tambien él se ponía triste al verme asi, se sentia muy culpable.
Asi que pasamos una temporada, cosa así de dos semanas, con
subidas y bajadas de ánimos constantes.

Pero ¿Qué iba a hacer yo? no podría evitar sentirme mal al
recordarlo. No obstante, los momentos en los que estabamos
bien, estabamos genial. Seguía llenandome y compensandome,
es lo que tiene estar enamorada.

A veces me preguntaba si me amaba o no, y se lo decía.
¡Maldito niño indeciso! que ni para eso sabes lo que quieres o
sientes..

- A veces pienso que si, otras veces que no.. no lo sé. - me respondía.

- Pues cuando lo sientas, aunque solo sea unos minutos, dímelo.

- No lo digo porque no quiero jugar con tus sentimientos si luego
no siento nada...

- No te preocupes, no juegas. Lo sé. Pero prefiero saber que me
amas... aunque solo sea en esos instantes, antes de quedarme con
la cosilla de que no sientes nada por mi.

- Yo te quiero, pero no sé si estoy enamorado de ti..

- Lo sé.. pero al menos así sabré que, por lo menos, en ese
momento sentiste que me amabas.. ¿me lo dirás?

- Si, te lo diré.. - y me miró en silencio unos instantes antes
de decirme un - te amo.

- y yo a ti, pequeñajo.


Ahora me cuesta creer que esos te amo que me decias de vez en
cuando fueran sinceros. Tal vez solo fuesen oportunos para atarme
a tu lado el tiempo que me quisiste atar, y para hacerme todo
aquello que quisiste hacer..



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor

martes, 12 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 8



Capitulo 8 - Te odio.


- ¡Te odio! - le respondí dandole de puñetazos en el pecho- ¡Te odio!
¡Te odio! ¡Te odio!

Y le besé justo antes de darle un fuerte abrazo. Ambos llorabamos
como magdalenas y nos tumbamos en la cama. No recuerdo muy
bien cuando me dormí, porque el cansancio me venció sin darme
cuenta, pero si recuerdo lo ultimo que le dije.

- Te odio por hacerme romper todo lo que soy y en lo que creo. Y
nunca había odiado a nadie. Te odio porque yo nunca habría
perdonado algo asi, y estoy dispuesta a hacerlo con tal de seguir a
tu lado. Mucho te tengo que querer, cabroncete.. y qué poco me
mereces.

- Lo sé.. - respondió cavizbajo y aún con lágrimas en los ojos.

- ¡Pues haz que te merezca! joder... hazlo.

Y dandome un beso en la frente nos quedamos en silencio
abrazados en la cama. Ya solo recuerdo levantarme por la mañana
para ir a trabajar y dejarlo, conforme estaba, tendido en la cama.

El dia siguiente quise hablar del tema pero él se mostraba poco
comunicativo. Solo saqué en claro que no tenia ganas de volver a
verla, cosa que aproveché para imponer mis condiciones.

- Llamala. Habla con ella..

- No tengo ganas - dijo cortandome.

- ¡Dejame hablar! Habla con ella, llamala y dile que no quieres que
vuelva a dirigirte la palabra, ni a buscarte.
Que no quieres volver a saber absolutamente nada de ella por todo
el daño que te ha echo y que me ha echo a mi.
Y si quieres que te perdone y sigamos a delante, no intentes buscarla
más tu tampoco. Borrala de tuenti, de msn ¡de todos lados! y no hables
con ella nunca más. ¿Me has entendido?

- Si..

Así lo hizo, la llamó y cumplió con su parte.., mientras que yo por la
mia le dejé un último mensaje a la chica diciendole lo mala amiga
que habia resultado ser después de dejarle dormir en mi casa, y lo
que habia logrado por hacernos daño de aquella manera: perderle
como amigo para siempre. Y ella quiso responder..



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor.

lunes, 11 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 7




Capitulo 7 - Entre lágrimas


Entonces ocurrió. Rompió a llorar y yo cerré mis ojos esperando que
fuese otra cosa lo que venía a contarme. Pero no fué asi.
Me explicó que no había podido dormir y estaba solo en su casa..
solo llorando porque se sentía muy mal y se empeñó en que tenía
que contarmelo.

- Estabamos cansados y nos echamos a dormir, ella se me
acercaba y yo no paraba de apartarme. Se había tirado todo el dia
venga a darme abrazos.. y se me lanzó a besarme.

- ¿y por qué no la apartaste?

- Le quité la cara peró ella se me subió encima y comenzó a
besarme. Me puse malo.. lo siento. Lo siento mucho, de verdad -
de decía entrecortado por las lágrimas - Pero acabé enrrollandome
con ella y le lamí un pezón.

- pero ¿qué has echo? - dije destrozada y sin acabarmelo de creer -
¿por qué me haces esto..?

- lo siento mucho, de verdad.. me quedaba poco para coger el bus y
tube que cagarla en los últimos minutos. Me siento fatal joder.. y
tenía que decirtelo.

- ¿Por qué otra vez..? no lo entiendo..

Me abrazó con fuerza y me dijo que si no quería seguir con él que lo
entendería. Qué habia venido a buscarme porque no podía más,
que se había pasado el viaje de vuelta deseando morirse y que no
soportaba verme asi de mal.

Le pregunté que porqué me lo hacía si no podía verme así y me
explicó que la otra vez fue diferente, que se sintió mal pero nunca
tan mal como se sentía en este momento..
Que aquello le había servido para darse cuenta de lo mucho que le
importaba, y de que me quería de verdad. Y que aceptaria si yo no
quisiese volver a verle.

Y me dió la noche dejando la decisión en mis manos y a mi corazón
echo pedacitos..



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor

domingo, 10 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 6




Capitulo 6 - Noche en Vela.


Al llegar me dió un abrazo y volvia a notarsele raro, pero me
preguntó por mi gatita y se le veia preocupado. Asi que pensé
que solo era eso, preocupación.

Le dije lo mucho que le había echado de menos y pregunté si queria
que subiese a su casa o me marchase para la mia.
Le costó decidirse (como de costumbre) pero al final me dijo que
durmiese en mi casa.

Yo me fui para allá preocupada porque en uno de los dias en los
que más le habia necesitado se habia ido, y ahora me mandaba a
mi casa a dormir sola ¿Le estarán entrado dudas? ¡Como es tan
indeciso! ¿Será que se ha dado cuenta estando allí de que no me
necesita? ¿Qué no me quiere? y ya en casa me costó bastante
dormir.

De madrugada, estando dormida, recibí una llamada suya.
- ¿Podrias esperar diez minutos despierta?
- ¿por qué?
- Tu solo esperame, por favor..

Con la preocupación de antes, y si le añadimos la llamada, me
puse tan nerviosa que ni intentandolo con todo mi empeño hubiese
logrado dormir. Esperé dando vueltas en la cama y dandole vueltas
a la cabeza hasta que me volvió a llamar al movil para decirme
que estaba al otro lado de la puerta.. y corrí para abrirle.

Eran las tantas de la madrugada, y lo tenía delante de la puerta con
el pijama puesto, la mochila del colegio y solo una chaquetilla por
encima, respirando fuerte como si acabase de correr una maratón.
- ¿Qué te ha pasado? - pregunté - ¿Qué ocurre?

Y entró dentro, dejando la mochila en mi cuarto y sentandose sobre
mi cama.



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor.

sábado, 9 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 5



Capitulo 5 - Luna apagada.


Mi gatita Luna, aunque ya llebaba enferma bastante tiempo de
Cancer de mama, empeoró haría un par de dias.. los días que
llebaba yo viviendo en mi casa con mi familia. La teníamos desde
que yo tenía unos 3 añitos.. practicamente toda la vida. Vida, que
ahora se le estaba agotando y con ella los ánimos de toda mi
familia.

Su antigua ex le pidió que fuese él esta vez a Vera ¡Siempre bajaba
ella a verle!. Estubimos viendo si me coincidía o no con mi trabajo
para poder acompañarle, pero con lo de mi gata y al explicarme que
la chica no lo estaba pasando muy bien y ella preferia que fuese
solo, entendí que quisiese hablar y desahogarse con él..
y que sería mejor que yo me quedase en Almería.

Aunque he de admitir que me sentí un poco incómoda cuando
estando tambien yo de capa caida, decidió marcharse a verla a ella.

Tras el trabajo pasé por su casa a coger unas cosas y llebarmelas a
la mia. Mi Lunita estaba agonizando y queria estar con la familia y
con ella cuando esto pasase. Su madre me preguntó extrañada si
no había ido con él a vera. Y por qué se habia marchado dejandome
a mi sola en este momento.. pero no supe que contestarle.
Únicamente les dije que se habia ido y ya esta. Y que me tenía que
ir yo tambien con mi familia.

Murió al medio día, y esa tarde la enterramos en su barrio, bajo un
arbol be una zona verde en mitad de las montañas. Cómo lo
necesité.. hubiese necesitado su abrazo y lo eché muchísimo en
falta. Cuando todo acabó lo llamé para preguntarle a que hora
llegaba su bus e ir a recogerle.. y eso hice.

Aunque no encontré el recibimiento que esperaba.



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor.

viernes, 8 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 4




Capitulo 4 - Vivir o no vivir contigo, esa es la cuestión.


Los dos meses pasaron deprisa con nuestras pequeñas
discusioncillas y nuestros enormes re-encuentros. Éramos
felices, yo lo era y él me lo demostraba. Y pronto comenzó
la rehabilitación para volver a recuperar la masa muscular
perdida tras esos 2 meses de inmovilización.

Nos visitó una antigua ex-novia suya de vera. Y estubo con
nosotros de fiesta por ahi.
No tenía donde quedarse a dormir el fin de semana y le
ofrecí mi casa. Al final dormimos los tres juntos. él y yo en una
cama y ella en el colchón de al lado.
A la mañana siguiente encontré una notita de ella despidiendose
de mí. Que maja!^^

La familia de él comenzó a quejarse de que pasaba demasiado
tiempo en casa (como que vivia allí ¬¬" ) y que únicamente
trabajaba 2 horas y media diarias.. que no estudiaba ni hacia nada
(mentiraaaa!! que su cuarto siempre se lo ordenaba, hacia las
camas y quitaba las mierdas yo!!) y, como las cosas en mi vida
estaba mas calmadas y me veia con ánimos, volví a las clases.
Y volví a estudiar.

Quedamos en dormir unicamente en casa los fines de semana pero
él me venia a buscar los miercoles para quedarse en mi casa y,
algún que otro dia entre semana, me pedia que por favor me
quedase a dormir con él.. y yo lo hacía. Me encantaba estar con él,
lo amaba y me llenaba estar a su lado.

Incluso me venía a buscar despues de las clases para
acompañarme a mi casa o para decirme que me subiese a la suya.
se le veia tan bien.. ¿Lo estaba realmente?



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor

jueves, 7 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 3




Capitulo 3 - De Enfermos.


Me desahogaba con un par de amigos de confianza que no
acababan de creerselo y me llamaban idiota por haberselo
perdonado, pero aún asi seguí para adelante.

Nuestra relación mejoró despues de aquel bache y comenzamos a
salir mucho menos de fiesta. Él me decía que le costaba salir de
fiesta porque lo relacionaba con ligar y le costaba contenerse.. asi
que preferia no hacerlo aunque a veces le apeteciera.. a lo que yo no
sabía que responder. No obstante, se veía y quedaba con sus
amigos de toda la vida, dije siempre que no quería que perdiera eso.
que no los dejase de lado por nadie.

Enfermé con gripe y comencé a empeorar, asi que, aunque en su
casa me sentia como una más de la familia.. me trasladé a la mia
hasta que mejorase mi salud.
Mi padre se negaba a darme antibióticos y cada vez estaba peor..
pero él me cuidaba, venía a verme y me trajo las medicinas. En a
penas 3 dias mi salud mejoró bastante y volví a su lado.

La mala suerte (o buena, según se mire) quiso que se diera un mal
golpe y se fracturase la rótula. 2 meses con la pierna izquierda
inmovilizada. Necesitaba ayuda diaria para vestirse, ducharse, etc
y yo hice las veces de su enfermera.

Me gustaba poder ayudarle y devolverle lo mucho que me había
mimado al estar con mi gripe. Además, me hacia sentirme
útil y necesaria en su vida. Una lástima que esos 2 meses no
durasen para siempre..



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor

miércoles, 6 de abril de 2011

Breve Historia de Desamor - Cp 2



Capitulo 2 - ¿Qué has echo?


Me pedía que me quedase a comer despues del trabajo.. que me
fumase una cachimba con él despues de las comidas.. verme por
las tardes, salir a babilon juntos.. que me quedase a dormir. Y poco
a poco, sin a penas darme cuenta, acabé viviendo en su casa.

No me disgustaba la idea porque en mi casa las cosas no estaban
muy allá, con él estaba muy bien, y él era feliz cuando me quedaba..
¿sinó por qué iba a pedirmelo?

Un dia discutimos y él siguió la fiesta, yo me marché a casa (su
casa, nuestra casa) y esperé a que llegase para hablar las cosas..
pero se hizo muy muy tarde y el cansancio me venció.
La mañana y el día siguiente él estaba muy distante.

Por la noche salimos de nuevo de fiesta y se le veía tan triste... pero
no era el único que lo estaba. Hablé con un amigo y me contó que su
novio, como el mio, habia estado en un circulito jugando a la botella
con más gente y que se habian enrrollado entre ellos, todos con todos.
Yo no me lo acababa de creer, asi que lo saqué del pub y tube que
preguntarselo.

Él me confesó que era cierto, y que por eso estaba tan raro..
que se sentia mal y que me amaba. comenzó a llorar.. y con él yo.
pero me pidió por favor hablar las cosas al llegar a casa y creí
oportuno esperar.

En casa volvió a llorar como una magdalena, me confirmó lo que ya
sabia y me dijo que despues de liarse entre ellos en el juego.. habia
seguido enrrollandose con otra chica. Lo cual me destrozó.

Se veía tan mal y me sentía tan mal que no sabia que hacer.. pero ya
era demasiado tarde. Me habia enamorado y no queria separarme
de su lado. Sellando el perdón con un beso seguimos a delante en
nuestra relación. Aun que solo resonaba en mi cabeza una pregunta
¿Qué has echo? ¿Por qué le perdonas?



Nay Góngora, Breve Historia de Desamor